lectura

¿Para qué sirve un PLC y cómo elegirlo?

Por Silge Electrónica

Dentro del rubro de la ingeniería de automatización existen muchos componentes de gran relevancia para el desarrollo de actividades industriales. Un ejemplo de esto es el “Programmable Logic Controller” mejor conocido como PLC. Si bien es utilizado en el sector empresarial, está comenzando a ser útil en el sector doméstico y comercial. Pero, ¿para qué sirve un PLC?

Desde Silge te contaremos todo lo que debes saber sobre este dispositivo, también te daremos algunas pautas para que sepas cómo seleccionarlo. Actualmente hay muchas empresas que ofrecen dispositivos PLC adaptados a las necesidades de la industria. Por lo que es indispensable saber cómo escoger el más adecuado. 

¿Qué es un PLC?

Se trata de un controlador lógico programable, de allí que pueda ajustarse a las necesidades a nivel industrial. Se encarga de dirigir o controlar ciertas actividades, dando señal a maquinarias para el cumplimiento de la producción. Para comprender su alcance de una manera más cómoda, podemos compararlo con un computador. 

Una particularidad sobre el dispositivo PLC es que las empresas que lo producen y distribuyen deben encargarse de su programación. De esta manera, su utilización es competente y adaptada a las características del área donde será instalado. Habitualmente es dentro del sector de producción industrial, pero se puede aplicar en instalaciones comerciales también.

Parte de la importancia de este dispositivo es que ayuda a las máquinas a gestionar tareas que resultan realmente peligrosas para el desempeño humano. También favorecen en la productividad, pues aceleran los procesos que de ser realizados de forma manual resultan realmente lentos. Es importante saber para qué sirve un PLC para determinar si es el dispositivo ideal tomando en cuenta las actividades requeridas.

¿Para qué sirve un PLC?

El funcionamiento del PLC puede variar de acuerdo a los parámetros de control establecidos para satisfacer las necesidades de un área. Por supuesto se toma en cuenta el desempeño y función de las maquinarias. Las funciones de PLC suelen estar relacionadas con incrementar los niveles de seguridad en las industrias.

Por ejemplo, su programación puede estar adaptada para detectar presencia de gases tóxicos tomando en cuenta los valores aceptados en cada situación. Y cuando supere el límite manejable, emite señales de alerta o pondrá en marcha medidas de protección previamente programadas.

Si te preguntas para qué sirve un PLC debes tener en consideración que trabaja analizando las señales de otros sensores. Por ejemplo puede valorar sensores de presión o de temperatura, todo bajo una evaluación programada para identificar fallas o situaciones de riesgo. 

Dentro de sus funciones, también puede ser adaptado para formar parte de ciertos procesos. Por ejemplo para generar la apertura o cierre de ciertos componentes. Una particularidad importante sobre estos dispositivos es que permiten operar de forma remota. Por lo que también dan acceso a empleados para que puedan comprobar cómo va el proceso de una maquinaria y determinar si debe tomar alguna decisión en relación a ello. 

Estructura general de un PLC

Adicional a entender para qué sirve un PLC es muy importante comprender lo referente a su estructura. Ahora que sabes que sus funciones están divididas entre controlar, llevar un registro o monitorizar ciertos procesos, debes comprender cuáles de sus partes influyen en ello.

Tal como acotamos, un dispositivo PLC actúa de forma similar a un computador. Por lo tanto, algunas de sus partes tienen similitudes con este tipo de equipos. Incluye un CPU y una fuente de alimentación. Asimismo, está constituido con una unidad de programación, y una unidad de memorias que da paso a la entrada y salida de señales. 

Así como las partes del PLC son fundamentales para su correcto funcionamiento, su programación es totalmente indispensable. De hecho, por esta razón es importante contactar con un proveedor competente y con una destacada trayectoria.

Pues, si la programación del PLC no es competente con las funciones que son requeridas dentro de la industria podrá limitar su desempeño. Y esto generaría un aumento en la tasa de inseguridad a nivel industrial.

Asignación de un software en conjunto con su estructura

Para el desarrollo de la programación del dispositivo es asignado un software que es competente con la marca del PLC. Ya que este recurso es lo que asignará el lenguaje de programación para el funcionamiento del dispositivo.

Ten en cuenta que la conformación de esta pieza debe ser desarrollada con el objetivo de que el dispositivo pueda identificar señales de un proceso. Y en función de esto emitir acciones siguiendo una debida programación.

Por lo tanto, si el PLC detecta algo que ha sido asignado como una variable en su programación, deberá generar como resultado una acción. Y de esta manera los operadores pueden obtener una visualización acertada de los procesos. A propósito, un programador o un operador asignado pueden trabajar en la configuración del dispositivo. Pero es fundamental que tenga la preparación para ello. 

Los PLC han venido para revolucionar el sector industrial con una tecnología intuitiva y totalmente ajustada a las condiciones de cada área. Son una invención creada con el fin de desplazar a los antiguos sistemas de control diseñados en función de circuitos eléctricos de lógica. Dichos sistemas incluían algunas piezas como interruptores. Aunque fueron ampliamente utilizados, no eran los más apropiados a nivel de seguridad.

¿Cómo elegir un PLC?

Existen varios factores a tomar en cuenta para elegir un dispositivo PLC para utilización industrial. Es fundamental que sean analizados y aplicados en la selección para evitar fallas en su desempeño. Lo más importante es seleccionar un proveedor adecuado. Quien tenga experiencia comprobable en el rubro y de quien se pueda constatar su reputación. Dado que existe una marcada competencia en la distribución de piezas técnicas, te mostramos cómo elegir un PLC.

 

  1. Identifica el tipo de PLC que necesitas

Existen al menos tres tipos de PLC que pueden ser instalados a nivel industrial. Por lo que es importante que conozcas sus características. De esta manera podrás seleccionar el más adecuado para ti. 

A continuación, tres tipos principales de PLC.

Tipo compacto

Está adaptado a las características generales de un dispositivo PLC, por lo que contiene sus partes habituales. Es decir, una fuente de alimentación, variados módulos de operatividad y el CPU. Suelen variar de acuerdo al tamaño, incluso hay unos modelos sumamente diminutos. Es importante que incluyan entradas para la receptividad de los sensores, por ejemplo de temperatura o de presión.

PLC con HMI

Guarda las similitudes de un PLC habitual, pero incluye un dispositivo que permite acceder a una valoración gráfica. De esta manera los programadores pueden realizar ajustes mucho más precisos. Además, requiere una instalación más cómoda y con un mejor manejo de cables, además ofrece una interfaz intuitiva de las funciones del PLC.

Tipo modular

Ideal para industrias donde se requiera el cumplimiento de tareas mucho más complicadas. Pues, trabaja con tipos de programas mucho más detallados y avanzados. En las áreas donde hay un nivel amplio de producción y se requiere un soporte técnico minucioso este tipo de complementos no pueden faltar. En este sentido son mucho más competentes que los PLC tipo compacto. Por lo que tienen la capacidad de mejorar la operatividad de las funciones, además disponen de más memoria.

  1. Analiza el tipo de marca del PLC

Dependiendo de la marca del PLC este dispositivo puede trabajar con un sistema o software específico. Es importante que conozcas sus características, sobre todo a nivel de su alcance. De esta manera sabrás si lo que ofrece a nivel técnico es adecuado a las necesidades dentro de las instalaciones. 

  1. Años de garantía y atención técnica

Es importante que tengas en consideración los años de garantía que incluye tu dispositivo PLC, para que de existir alguna falla sepas si puedes recibir un cambio de este equipo o si no es posible. Asimismo, tu proveedor debe poder ofrecerte una atención al cliente y asistencia técnica adecuada, para atender tus necesidades y no poner en riesgo la productividad de las maquinarias.

 

PLC recomendado por Silge

Entendemos que existe una gran variedad de proveedores que ofrecen PLC. Es importante que conozcas la oferta de valor de los mejores. Es por ello que hemos creado nuestra lista con recomendaciones. 

Cimon

Una empresa con una destacada trayectoria, es competente tanto para la producción de hardware como de software. Por lo tanto, puede desempeñar una programación adecuada de este componente, ofreciendo una atención totalmente personalizada. Lo mejor de todo es que ofrece una excelente valoración entre calidad-precio. 

Recomendamos en particular el modelo CM3-SP32MDTF-SD, un CPU Digital de Input 16/Digital Output 16, USB Loader, SD/MMC Card Slot, RS232C 1ch, Ethernet 1ch, RS485 1ch, SFC Language, Web Server, Sink.

El CM-iXT15CD-A es un HMI de la marca CIMON, una pantalla de display LED de alta calidad, compatible con los PLC y diseñada para graficar la información recibida. Los datos se pueden guardar en su memoria interna, en una tarjeta SD o en una memoria USB.

También recomendamos el CIMON Hybrid Panel, 2 dispositivos en uno PLC + HMI. De gran confiabilidad y fácil instalación, sin duda una de las estrellas de la marca. 

Si quieres saber más sobre alguno de los productos o necesitas asesoramiento, podemos ayudarte, contactanos aquí: https://www.silge.com.ar/contacto

Etiquetas: Medición

Catalogo 2020

Descargá ahora nuestro catalogo 2020 con todos los productos que tenemos disponibles.

caratula-catalogoSilgeV2